Las reparaciones de calzado más frecuentes

27/10/2015

La crisis económica ha obligado a muchas personas a buscar un servicio de reparación de calzado en Ventas (Madrid) y tratar de recuperar para su uso el calzado dañado. En otros tiempos, ante suelas dañadas, rotura de tacones, rasguños o roturas, la práctica habitual era desechar el calzado y comprar otro.

En lugar de eso, en Reparación de Calzado Morales nos encontramos con clientes que se han convencido de que es mejor y más económico arreglar los zapatos antes de comprarse unos nuevos. De esta manera, pueden volver a tenerlos en perfecto estado durante más tiempo. Podemos distinguir tres grandes tipos de reparaciones a las que tenemos que hacer frente diariamente.

Si el cliente es una mujer, casi siempre el motivo de que venga a nuestra tienda de reparación de calzado en Ventas (Madrid) será que se le ha roto el tacón, una parte de los zapatos de mujer que más se desgasta por el propio uso y porque soporta gran parte del peso del cuerpo en una pieza ciertamente más débil que otras. Cuando el desgaste es uniforme debido a una pisada irregular, acaba por fracturarse el tacón, pero antes puede provocar problemas en los pies y en la espalda o dolores al caminar.

Los rasguños de zapatos de cuero, costuras que se han soltado, suelas despegadas en zapatillas deportivas y hebillas descosidas son también reparaciones frecuentes. Pero si hay un denominador común en todas las reparaciones esa es la suela. Al ser la superficie en contacto con el suelo, es la que tiene más posibilidades de desgastarse y romperse. En ocasiones puede solucionarse con una media suela, siempre y cuando la costura de la suela y entresuela esté en buenas condiciones, porque, de lo contrario, será necesario colocar la suela entera, un arreglo más caro.